Esta receta es para preparar panqueques esponjosos, tipo los “pancakes” norteamericanos. A diferencia de los panqueques que comemos en Argentina, que son finitos y más grandes, y se comen en general rellenos con dulce de leche, los pancakes son más pequeños y más gorditos, y se comen salseados con miel, jarabe de maple, o acompañados con fruta. Son muy ricos tibios con helado, también. Y como son apenas dulces (de hecho, se le puede sacar totalmente el azúcar) también son espectaculares con queso crema y algún compañamiento salado, como salmón ahumado.

Ingredientes, para ocho/diez panqueques:

– Harina cuatro ceros, dos tazas.
– Azúcar, media taza (si se desean los panqueques salados, dejar apenas una cucharada o dos de azúcar.)
– Sal, media cucharadita.
– Polvo para hornear, una cucharadita.
– Bicarbonato de sodio, una cucharadita. (Estos dos “polvitos” son muy importantes, porque la masa es densa y lleva pocos huevos. Sin ellos, los pancakes quedarán muy duros.
– Huevos, dos.
– Leche, una taza.
– Esencia de vainilla, unas gotas. (Eliminar si se van a preparar salados.)
– Manteca (mantequilla) tres cucharadas cucharadas.

Preparación:
– Poner a calentar sobre fuego mínimo una sartén pesada o plancha de hierro de fondo plano.
– En un bol, mezclar la harina, la sal, el azúcar, el polvo de hornear y bicarbonato y la sal.
– Agregar los huevos y mezclar hasta humedecer la harina. Agregar la leche de a poco, hasta tener una masa ni muy densa ni muy líquida. Debe ser una masa más densa que la de los panqueques clásicos. No mezclar de más, parar cuando la masa empiece a hacer globitos.
– En la sartén, derretir una cucharada generosa de manteca (mantequilla). Volcar la manteca derretida en la preparación y mezclar un poquito. No hay que mezclar mucho; esto produce gluten, y el gluten endurece la masa.
– Con un cucharón o cuchara grande, volcar círculos de masa en la sartén caliente. Deben caber tres o cuatro, los círculos deben tener más o menos diez centímetros de diámetro. Entre tanda y tanda, agregar un poquito de manteca a la sartén, para que no se peguen
– Cuando la masa se llena de burbujas y comienza a dorarse los bordes hay que dar vuelta los pancakes con una espátula, y dejar uno o dos minutos más. A medida que se cocinen se pueden apilar en un plato para que no se enfríen